Pruebas básicas, puestas en marcha, inspecciones, certificados y formación

Todos nuestros suministros superan los tests y pruebas sengún reglamentación vigente. En el caso de armarios eléctricos, se extiende el correspondiente marcado CE (cumpliendo las directivas de baja tensión, compatibilidad electromagnética y seguridad de máquinas); se realizan los ensayos de seguridad de los armarios que básicamente son: rigidez dieléctrica, resistencia aislamiento y continuidad   y, se realiza un ensayo  de aceptación global, en nuestro talleres, o lo que es más conocido como FAT (Factory Acceptance Test).

Determinados clientes pueden requerir de que empresas acreditadas realicen las inspecciones de nuestros suministros, en nuestras instalaciones, siguiendo los procedimientos comentados anteriormente. En tales casos, se realizan jornadas de inspección, en las que los inspectores pueden contrastar el suministro de nuestro sistema, con las documentaciones  y los protocolos de inspección aportados.

Una vez en el emplazamiento del cliente, se realizan los ensayos de aceptación correspondientes, más conocidas como las pruebas SAT (Site Acceptance Test) y si fuera necesario, según el alcance de los suministros y según los requerimientos del cliente (industria farmacéutica), se realizan las correspondientes validaciones IQ (Installation Qualification) y OQ (Operational Qualification), previo a disponer de unas Especificaciones Funcionales del sistema y de un protocolo DQ (Design Qualification) por parte del cliente.

Finalmente, se entrega la correspondiente documentación, incluyendo manuales de operación de los sistemas, así como se realiza la formación a los operadores del sistema.